METERSE EN CAMISA DE ONCE VARAS



Es muy común cuando alguien se mete en algo que no le compete o de lo que no tiene mucho conocimiento decirle no te metas en camisa de once varas, indicándole que no se meta en algo que le puede traer complicaciones.

El dicho meterse en camisa de once varas se remonta hasta la Edad Media, según Wikipedia se utilizaba en la ceremonia de adopción de un niño en la que el padre debía meter al niño por la manga una camisa enorme hecha para la ocasión y luego lo sacaba por el cuello de la camisa y le daba un beso en la frente como prueba de aceptación.

Realmente una camisa de once varas tendría unas dimensiones exageradas de 9,24 metros  teniendo en cuenta que una vara equivale a 84 centímetros. También cabe la posibilidad que camisa de once varas se refiera a la parte exterior de una muralla entre dos torres de diez metros de altura a la que se le llamaba camisa.

Si no quieres problemas no te metas donde no te llaman o lo que es lo mismo no te metas en camisa de once varas.

Comentarios

Entradas populares